Go to Top

Hoy día 18…

El día 18 (como lo publicaron en redes sociales) fue el primer aniversario luctuoso de nuestro pequeño gigante, nuestro maestro de vida, personaje que hemos mencionado en numerosos artículos (http://confidentiam.com.mx/enfermedades-terminales/nora-una-luz-en-el-camino).

El día de hoy teníamos planeado un homenaje al pequeño maestro, sin embargo la vida –y la muerte- así es; impredecible, única, irreversible y necesaria. Estas son tan solo algunas de las características de la muerte. Hoy día 18 tuvimos una lección de aquello.

A escasas horas de subir dicho homenaje nos comunicaron del fallecimiento de un paciente, que si bien fue dado de alta por máximo beneficio, distaba de ser moribundo.

El programa del día dio un giro de 180 grados, médicos, tanatólogos y personal administrativo nos dimos a la tarea de ayudar a la familia que inicia hoy el camino que empezó la familia de nuestro pequeño amigo hace un año.

Recién se formó esta empresa, veíamos lejana la posibilidad que esto sucediera, sin embargo son lecciones que recibimos a lo largo del camino.

De la enfermedad y la muerte no está todo escrito.  De los pacientes siempre aprenderemos algo y de sus seres queridos aún más,  es por eso, que este día 18 tiene un doble significado para nosotros, marca el camino que hoy inicia una familia en duelo y para otros, el camino de la recuperación que continúa.

Seguiremos en contacto con ellos.

Este día 18 nos marca, nos recuerda y nos impulsa a ser mejores, a formar grupos de trabajo, a respetar los deseos de nuestros enfermos y sus familias.

Ese día 18 nos marcó y nos grabó una huella que gracias al cuento inventado para un niño terminal, gracias a una carta y al amor de una madre, dieron inicio a lo que hoy nos tiene y nos  mantiene.

Adquirimos ánimo renovado  en el manejo de los pacientes con enfermedad en estado avanzado y/o terminal.

Hemos sido testigos de  muchos trayectos, historias, testimonios, confesiones y hemos sido confidentes de muchos más.

Tenemos la misión de ser una mano amiga en el camino, un consuelo para el que sufre y un confidente para el que lo pida.

Hoy día 18 cesan las visitas a  un hogar y nos despedimos de un esposo, un padre un hermano y un abuelo. Un testimonio de una enfermedad crónica por más de 6 años con  limitaciones físicas, no obstante,  un legado  de 6 años de aceptación.

Hoy día 18 aprendimos más que otros días, viendo de cara al día 19, y muchos más.

Hoy día 18 vemos que hay más personas que requieren de ayuda y en búsqueda de condiciones óptimas, entendemos que no podemos modificar el curso de las enfermedades en estado avanzado, pero si podemos modificar la forma de afrontarlas.

Cada día será día 18, día de recordar a todos y cada uno de aquellos que hemos tenido la fortuna y  bendición de conocer.

Todos los días debemos  dar las gracias a ustedes familiares, por permitirnos entrar en sus vidas –y en ocasiones- ser parte de ellas.

Por aceptar nuestros consejos, por escuchar y participar a lo largo de la enfermedad.

Hoy día 18 también es día de darles las gracias a todos nuestros colaboradores y por creer en este  proyecto al servicio de los enfermos.

Finalmente hoy es día 18, día de darle las gracias a nuestros lectores, que de una u otra forma son fuente de inspiración para los que hoy con el corazón en la mano decimos….  GRACIAS 

DIRECCIÓN GENERAL

 

(2)

  • Willy 19 marzo, 2014 - 19:41

    Precioso artículo. Gracias a tí, Confidentiam, por ser tan valiente.

  • Confidentiam 19 marzo, 2014 - 20:59

    Que gusto recibir un comentario de ustedes, sin sus conocimientos este proyecto no sería lo que es.
    Nuestro más sincero reconocimiento

.