Notice: Undefined variable: slug in /home/jbtripqema54/public_html/wp-content/plugins/official-add-to-homescreen/includes/public.php on line 29

Strict Standards: Redefining already defined constructor for class OT_Admin in /home/jbtripqema54/public_html/wp-content/themes/nebraska/lambda/classes/class.admin.php on line 41

Deprecated: Assigning the return value of new by reference is deprecated in /home/jbtripqema54/public_html/wp-content/themes/nebraska/lambda/themeupdater/envato.php on line 206

Strict Standards: Declaration of lambda_description_walker::start_el() should be compatible with Walker_Nav_Menu::start_el(&$output, $item, $depth = 0, $args = NULL, $id = 0) in /home/jbtripqema54/public_html/wp-content/themes/nebraska/functions/theme-menuwalker.php on line 39

Strict Standards: Non-static method lambda_table_shortcode::init() should not be called statically in /home/jbtripqema54/public_html/wp-content/themes/nebraska/functions/theme-shortcodes.php on line 525

Strict Standards: Non-static method lambda_slider_shortcode::init() should not be called statically in /home/jbtripqema54/public_html/wp-content/themes/nebraska/functions/theme-slider-shortcodes.php on line 95
Lidia: Entrega total | Confidentiam
Deprecated: Function ereg_replace() is deprecated in /home/jbtripqema54/public_html/wp-content/themes/nebraska/functions/theme-custom-css.php on line 245

Deprecated: Function ereg_replace() is deprecated in /home/jbtripqema54/public_html/wp-content/themes/nebraska/functions/theme-custom-css.php on line 245

Deprecated: Function ereg_replace() is deprecated in /home/jbtripqema54/public_html/wp-content/themes/nebraska/functions/theme-custom-css.php on line 245

Deprecated: Function ereg_replace() is deprecated in /home/jbtripqema54/public_html/wp-content/themes/nebraska/functions/theme-custom-css.php on line 245

Deprecated: Function ereg_replace() is deprecated in /home/jbtripqema54/public_html/wp-content/themes/nebraska/functions/theme-custom-css.php on line 245

Deprecated: Function ereg_replace() is deprecated in /home/jbtripqema54/public_html/wp-content/themes/nebraska/functions/theme-custom-css.php on line 245

Deprecated: Function ereg_replace() is deprecated in /home/jbtripqema54/public_html/wp-content/themes/nebraska/functions/theme-custom-css.php on line 245

Deprecated: Function ereg_replace() is deprecated in /home/jbtripqema54/public_html/wp-content/themes/nebraska/functions/theme-custom-css.php on line 245
Go to Top

Lidia: Entrega total

Lidia es una joven universitaria del estado de Coahuila. Como muchos otros jóvenes tiene una gran devoción  por su carrera universitaria, por su familia y por el deporte. Lo que la hace única es su fuerza de voluntad y su entrega única en una misión: el  amor incondicional  hacia niños con enfermedades en estado avanzado.

La presente entrevista se hizo tras la muerte de una pequeña,  momento difícil para ella. Por ello, le agradecemos doblemente  por el tiempo para contestar a nuestras preguntas.

E: Muchas gracias por acceder a esta entrevista. Después de dar a conocer un poco el panorama de tus actividades, entramos de lleno al tema “Visitar niños enfermos”. La enfermedad es un tema que cualquier joven observa desde lejos –y si puede-   la evita a toda costa. ¿Por qué te dedicas a esto?

L: Visitar niños enfermos, es una de las cosas que más me gusta hacer y al mismo tiempo una de las que más me asusta. Ves a las familias cuando llegan asustadas de conocer por primera vez el diagnostico de sus hijos, los niños no entienden lo que está pasando… y con el tiempo empiezan tener confianza, conoces a todos esos niños tan alegres y cariñosos, llenos de energía… que muchas veces no entiendo por qué tienen que estar ahí.  ¿Cómo es que ellos que son solo niños pueden estar viviendo algo tan difícil? Con el tiempo he pensado que esos niños están ahí para enseñarnos a todos los demás, para que aprendamos de sus testimonios.

 

E: La frase “niño terminal” como menciona nuestro director médico. “es una frase que no debería existir”. ¿Tú qué piensas al respecto?

L: Los dos comentarios más frecuentes que escucho de la gente que sabe que lo hago es “no te encariñes” o “seguro ya estás acostumbrada a que te digan que falleció uno de ellos”… no podría estar más en desacuerdo con esas palabras.

 arti lidia

E: Empatía y cariño son sinónimos… ¿Tú qué piensas?

L: ¿Cómo no encariñarte de pequeñitos como Nimsi, de una niña de un año que ni siquiera habla, pero sus ojos y su sonrisa dicen más que un millón de palabras? ¿Cómo no enamorarte de ella si te aprieta la mano y voltea a verte mientras le sacan sangre para no ver las agujas?, si para ella salir al pasillo en una silla de ruedas es toda una aventura y lo disfrutan más que cualquier cosa. ¿Cómo podría no quererlos a ellos y a sus familias con todo lo que me dan a cambio de visitarlos un rato?, no podría estarles más agradecida. La mamá de Nimsi me enseñó a no perder la fe, una mujer que no se le despegó a  su hija ni un segundo y siempre con una sonrisa y jugando con ella, nunca perdió la esperanza, pero estaba consciente de lo que podía pasar. Cuando llegó al hospital y le dijeron que no había nada que hacer, ella pidió que hicieran lo posible por alargar la vida de su hija aunque fuera semanas, quería disfrutarla, quería despedirse… Nimsi vivió seis meses más. Esta mamá y su hija convirtieron el cuarto frio de un hospital en un ámbito lleno de risas;  mucho amor. Se ganaron a todo el personal y a quienes tuvimos la fortuna de conocerles, vivieron cada día durante esos seis meses con mucho amor y alegría a pesar de que estaban en un hospital la mayor parte del tiempo,  a través de los  días, unos  más difíciles que otros. Creo que es imposible no encariñarte de estas personas cuando los acompañas en los momentos más difíciles de sus vidas.

 

E: Cuando la enfermedad avanza, pese a todos los medios y recursos disponibles, llega la hora de un adiós…

L: Pienso que jamás me voy a acostumbrar a ver morir a un niño o a ese momento en el que te dicen que ya no está. Nunca deja de doler, al contrario… te acuerdas de todos los demás que han muerto, cada uno  se llevó un pedacito de tu corazón (dejando huellas que te marcan de por vida).

Así fue el momento en  que me dijeron que Nimsi: “falleció”, sentí mil cosas al mismo tiempo: por un lado te llega un sentimiento de  tranquilidad, paz, felicidad de que ya no sufre, no más cirugías, inyecciones y quimioterapias y al mismo tiempo me invadió una tristeza enorme de saber que ya no la voy a ver más. Trataré de estar ahí para sus papás, será un proceso difícil, un camino más llevadero cuando te encuentras acompañado.

Llegan mil preguntas, sentimientos de culpa por no haber estado ahí ese último día, de no haber podido conseguir la sangre que necesitaba un día antes. Y aunque en el fondo estoy consciente que no tiene nada que  ver con eso… Así es la muerte: impredecible. Pude entregar mi cariño, la acompañé, estuve con ella y la ayudé en lo que fue posible… cuando te enteras que se van… surge la incógnita: ¿dimos lo suficiente?

E: En lo personal no me cabe la menor duda, siempre das lo mejor de ti.

 

L: Como a cada uno de los niños que he conocido, que pelearon contra el cáncer y desgraciadamente hoy ya no están, la voy a recordar con mucho, mucho cariño y nunca se me va a olvidar lo que me ha enseñado cada uno de ellos, que ha sido mucho más de lo que yo pude haberles dado.

REFLEXION: “Sabemos que hay voluntarios, gente con ganas de dar y servir con un poco de su tiempo a niños enfermos. Algunas personas como Gaby (http://confidentiam.com.mx/tanatologia/gaby-la-guia-de-ninos) , como Alejandro (http://confidentiam.com.mx/tanatologia/la-conquista) y sin duda como Jimena (http://confidentiam.com.mx/tanatologia/jimena-el-amor-por-la-vida-primera-parte) con  un compromiso que va más allá.

Nuestra joven voluntaria es única, afortunadamente para ella -y para nosotros- no ha dejado de sentir, recordando que el sentir es el primer paso hacia la recuperación. Por este motivo le queremos hacer un homenaje hoy, un reconocimiento por esa sensibilidad, por su cariño y su empatía hacia quienes hoy la necesitan.

Ella sabe que cuenta con todos nosotros como un equipo que ayuda a aquellos voluntarios que se acercan y que lo solicitan.

En hora buena por tu personalidad y tu compromiso. Es un honor tenerte cerca”.

 

EQUIPO CONFIDENTIAM

(2)

  • Alexs 19 junio, 2014 - 18:22

    Gracias Confidemtiam, por compartir estas historias tan maravillosas.
    Felicidades Lidia, Dios te siga llenando de bendiciones a cada momento de tu vida, que sigas muchos años en este camino junto a tantos guerreros…!
    Los que ya no están. No murieron..! Ganaron la Gloria….!

  • Confidentiam 19 junio, 2014 - 18:37

    Siempre serán bienvenidos tus comentarios. Este es tu espacio y tu casa
    saludos

.