Notice: Undefined variable: slug in /home/jbtripqema54/public_html/wp-content/plugins/official-add-to-homescreen/includes/public.php on line 29

Strict Standards: Redefining already defined constructor for class OT_Admin in /home/jbtripqema54/public_html/wp-content/themes/nebraska/lambda/classes/class.admin.php on line 41

Deprecated: Assigning the return value of new by reference is deprecated in /home/jbtripqema54/public_html/wp-content/themes/nebraska/lambda/themeupdater/envato.php on line 206

Strict Standards: Declaration of lambda_description_walker::start_el() should be compatible with Walker_Nav_Menu::start_el(&$output, $item, $depth = 0, $args = NULL, $id = 0) in /home/jbtripqema54/public_html/wp-content/themes/nebraska/functions/theme-menuwalker.php on line 39

Strict Standards: Non-static method lambda_table_shortcode::init() should not be called statically in /home/jbtripqema54/public_html/wp-content/themes/nebraska/functions/theme-shortcodes.php on line 525

Strict Standards: Non-static method lambda_slider_shortcode::init() should not be called statically in /home/jbtripqema54/public_html/wp-content/themes/nebraska/functions/theme-slider-shortcodes.php on line 95
Nora: Una luz en el camino | Confidentiam
Deprecated: Function ereg_replace() is deprecated in /home/jbtripqema54/public_html/wp-content/themes/nebraska/functions/theme-custom-css.php on line 245

Deprecated: Function ereg_replace() is deprecated in /home/jbtripqema54/public_html/wp-content/themes/nebraska/functions/theme-custom-css.php on line 245

Deprecated: Function ereg_replace() is deprecated in /home/jbtripqema54/public_html/wp-content/themes/nebraska/functions/theme-custom-css.php on line 245

Deprecated: Function ereg_replace() is deprecated in /home/jbtripqema54/public_html/wp-content/themes/nebraska/functions/theme-custom-css.php on line 245

Deprecated: Function ereg_replace() is deprecated in /home/jbtripqema54/public_html/wp-content/themes/nebraska/functions/theme-custom-css.php on line 245

Deprecated: Function ereg_replace() is deprecated in /home/jbtripqema54/public_html/wp-content/themes/nebraska/functions/theme-custom-css.php on line 245

Deprecated: Function ereg_replace() is deprecated in /home/jbtripqema54/public_html/wp-content/themes/nebraska/functions/theme-custom-css.php on line 245

Deprecated: Function ereg_replace() is deprecated in /home/jbtripqema54/public_html/wp-content/themes/nebraska/functions/theme-custom-css.php on line 245
Go to Top

Nora: Una luz en el camino

Nuestra  mayor lección de paz, de esperanza y de aceptación  tiene nombre, y se llama Andrés. Un pequeño que murió en marzo del 2013. Su madre es la persona a quien se entrevista.  Un testimonio de fortaleza y superación. Más que una maestra, Nora es una amiga y consultora de Confidentiam. Presentamos a continuación la entrevista realizada a Nora.

A: Nora, buenos días, ahora que usted ha tomado un camino marcado por la pérdida de su hijo, quisiera hacerle unas preguntas, las cuales formarán parte de nuestras entrevistas.

Estas charlas son de carácter informativo, pero antes que nada, tratan de ser un apoyo a quienes pasan por circunstancias experimentadas por usted hace unos meses.

N: Bien… adelante

A: ¿Qué nos puede decir con respecto a la etapa terminal de su hijo?

N: Mi hijo inicio a los 5 años de edad  (marzo del 2005), llevaba tres días con fiebre, dolor de piernas y disminución de peso. Para ser exactos, 28 de marzo del 2005, día que una madre no olvidará: “cáncer… Y en mi hijo”.  El diagnóstico fue el primer golpe de la pelea, seguido de los tratamientos (quimioterapias).

El ambiente hospitalario te hace ver las cosas de una forma diferente, te das cuenta que tu hijo no es el único paciente en espera de un tratamiento… de un milagro. Hay madres  y padres que sufren,  casualmente se convierten en apoyo de otros. A pesar de los esfuerzos del cuerpo médico,  el milagro no llegó, bueno no en la forma solicitada, he recibido muchas bondades, pero el milagro  más solicitado no llegó.

La fase terminal comenzó en Octubre 2012 cuando estábamos en México, D.F. en el hospital, la recaída se confirmó, Andresin ya estaba muy sensible de su piel, y le dolía mucho cuando lo recanalizaban (referencia a instalar un catéter en la vena para administrar sueros y/o medicamentos)…  gritaba y lloraba,  era algo que como madre duele, cuando terminaron me dijo: “mamá me dolió mucho”,  con lágrimas en los ojos me pidió no ser agredido e irnos a casa.  Sólo le conteste con un gran nudo en la garganta: “hijo, estaba esperando que lo pidieras, tienes razón”

Así empezamos.  Hable con los hematólogos en una Junta Médica, después de saber que no existía tratamiento médico  con eficacia comprobada, el pronóstico de mi hijo llegaba a su fin.  Sentí un golpe más, el más duro hasta ese momento,  la pelea estaba llegando a su fin, la fase terminal había llegado.  No  podía comunicar ésta noticia a mi hijo,   el motivo de alta, y el futuro que nos esperaba, ya que ni yo lo sabía a ciencia cierta.

A woman walks with her child on the banks of the Yenisey River during winter outside Krasnoyarsk

Recuerdo que les solicité a los médicos, me ayudaran a disfrazar el motivo de alta, mi hijo siempre entendió más que muchos niños de su edad, analizaba e interpretaba. Les dije a ellos que le comentaran que se iría unos 2 meses a reponerse de los dolores musculares que sentía, y no habiendo más que hablar nos fuimos,  llegamos a Veracruz con cierta debilidad, mi hijo física y yo devastada, él sobretodo cansado pero a la vez animado, alegre de dejar el hospital, en un inicio con dolor muscular leve,   pero al paso de los días fue presentando crisis de dolor intenso en algún movimiento que hacía, durante ese tiempo se internó  2 veces en un hospital para sobrellevar ciertos malestares normales en la etapa terminal.

El entristecía cuando nos íbamos al hospital, pero siempre fuerte con la esperanza de regresar a casa…  FELIZ cuando regresaba.

A: Los testimonios de Andrés: ¿cuáles fueron?

N: Era un niño con mucha luz y unos ojos preciosos, no porque fuera mi hijo, todas las personas le pedían sus hermosas pestañas regaladas, pero ahora pienso que lo que el reflejaba era VIDA eso es lo que las personas veían en él.

El gran testimonio que me dejo a mí, fue, ya en la etapa terminal su deseo por hacer su primera comunión, deseo que se llevó a cabo, no sé cómo explicarlo…  lo vi y sentí con mucha paz…  Su amor hacia  todos durante  los diversos  momentos de la vida, su alegría, su tranquilidad, su paciencia, su inmensa fe, su inteligencia emocional, su control emotivo y su dialogo interno con Dios, que siempre estuvo con él, y me transmitía a mi fuerza, si él podía soportar todo lo que le hacían  por consecuencia, yo podía.

Nos enseño a los que estuvimos en su lecho de muerte, que fue en la casa todo lo que iba viendo me dijo la hora en que moriría ,vio un mar y mucha agua, estrellas y un señor con espada así como unos niños que lo querían bañar.

Se despidió de mi…con un…”Mami, ya me voy…ya no voy a estar con ustedes”, mandó llamar a su papa y a su amado hermano para permanecer con ellos.
A: Pasados los días,  ¿cómo le hizo para sobrevivir en un inicio?

N: Sobrevivir…usted  lo ha dicho…mi cerebro mandaba la orden de las funciones básicas para tener mi ciclo de vida ….pero no había en mi voluntad alguna, fue por una parte el gran dolor de su ausencia y la otra,  la tranquilidad que me daba el saber que ya no sufría…difícil…pero cada vez que caía en ese estado -y que de vez en cuando caigo-, esa nostalgia regresa… me acuerdo del gran amor que el tenia hacia la vida, de su empatía y que yo debía de INTENTAR disfrutarla en su representación, en compañía de los seres que él amaba profundamente: su papa y su hermano.

A: ¿A partir de cuándo se reincorporo a su negocio?

N: Murió el 18 de Marzo, yo el 28 de Marzo empecé a hacer los arreglos para regresar a mi negocio, yo no podía quedarme en casa, conociéndome no podía ni debía hacerlo, porque él no esperaba menos de mí, quizá su memoria me brindó la fuerza,  así que decidí empezar y reorganizarme, cuidándome de no caer en depresión.

A: ¿El reanudar sus actividades le ha servido?

N: Me costó mucho trabajo, porque mi nivel de concentración después de tanto stress no estaba bien, pero el tener mi mente ocupada disminuía sustancialmente ese dolor, la distracción es lo que me ha ayudado. Se siente su ausencia pero trato de llenar esos huecos con actividades.

A: Sabiendo de su gran corazón al poco tiempo de la muerte de su hijo ayudo a otra mama
¿Cómo se dio esto?

nora 2

N: Una mamita de una niña que también estaba en la lista de trasplante (de médula) tuvo una recaída y posteriormente declarada en etapa terminal, alguien le dio mi teléfono para que yo hablara con ella, no lo hice, no sabía cómo empezar ni que decir, pero ella me llamó y me platicó lo que estaba pasando. Ella y su esposo la querían mantener en el hospital, yo le dije “si la quieren llévenla a casa,  con sus cosas, que no la siguieran lastimando, que uno  como padre somos egoístas tratamos de retenerlos más tiempo, por el dolor que nosotros sentimos ante la pérdida inminente, que la dejara ir, con amor y en familia. Que Dios le iba a dar fortaleza para hacerlo. A las semanas me llamó…  la niña murió tranquila”.

A: Ahora hay interés en la tanatología, ¿porque?

N: Soy una mujer de fe…de grandes convicciones, a lo largo de mi vida he sufrido pérdidas familiares: mis padres y ahora mi hijo, cuando mi madre falleció joven,  yo tenía 18 años, no sabía cómo «comportarme» durante la etapa  terminal, cuando mi padre le di mi amor , mi compañía y mi mano durante las últimas horas, así como lo escucha, textual…mi mano que el apretaba sin saber  cómo orientarle.  Al año siguiente mi hijo… ¿cómo despedirme de él?… otro duro golpe en la pelea doctor, el proceso lo consideraba injusto y  antinatural… yo tenía que morir en sus brazos no él en los míos. Fue entonces que  un tanatólogo se puso en contacto conmigo me dijo que me ayudaría, leí su libro,  me lo  envió, y nos llevó de la mano a los dos durante en el proceso, sin él hubiera sido muy difícil. Antes de conocerle, yo tenía un dolor tan grande de ver como estaba postrado mi hijo en la cama, su salud mermada día a día, era un dolor tan grande en mi corazón que me decía a mi misma… “Quiero solo una mañana, ir a una montaña donde no haya nadie y gritar,  gritar y gritar hasta que se me quite este dolor en el alma”, es algo muy fuerte, pero con ayuda del tanatólogo fueron disminuyendo estos pensamientos, y me abrace a mi fe para que Dios me diera fuerzas para acompañar del modo más tranquilo a mi hijo. Aclaro,  jamás me vio llorando,  en ningún momento, durante los 7 años de tratamiento jamás llore ante él.

A: Recibió ayuda durante la etapa terminal de su hijo, ¿qué le diría a padres que experimentan este proceso?

N: Si,  recibí ayuda de mucha gente, eran un respiro durante la pelea, oraciones, visitas familiares, llamadas telefónicas de personas lejanas pero que estaban con nosotros de alguna forma, pero lo que le dio luz a este sendero fue Gaby en el proceso de encontrar los medios para comprar medicamento para que Andresín no sufriera de dolor., ya que el hospital no cuenta con un programa de visitas en materia de cuidados paliativos,  me presentó a un doctor altruista que dio mucho en muy poco tiempo. Médico tanatólogo, la combinación que necesitaba.

A los padres: Permanezcan  el mayor parte del día con el enfermo,  acarícienlo,  digan  te amamos, lean  cuentos de bellos paraísos, de grandes amigos y etapas de mucha felicidad, no del pasado sino del futuro, háganlo sentir  inmensamente feliz.
A: ¿Cómo ve su vida a largo plazo ahora que está cerca de cumplir un año sin su hijo?

N: Doctor, al menos ahora cuando me preguntan: ¿cuántos hijos tuviste? contesto 2…cuando recién falleció no sabía que contestar…2 o 1… ¿Qué digo?

Mi vida la veo y la siento en paz, llena de amor, deseo con todo el corazón que las aguas lleguen a buen nivel, que pueda ser llenar este vacío inmenso que hay en mi vida, mi esposo y mi hijo mayor me dan fuerzas y ánimo  para empezar todos los días.
A: ¿El hablar de Andrés en la presente entrevista le ha servido?

N: (llanto espontáneo) Más que servirme a mí, quisiera que le sirva a todos aquellos que tienen un enfermo terminal, todo ese dolor que se siente, lo  deben de compartir, dejarse ayudar, porque uno no puede solo, y cuando todo parezca más terrible siempre hay alguien que tiende la mano. No duden en liberar todos esos pensamientos que nos desgastan, esa energía hay que conservarla  para ayudar a nuestro ser querido, a brindarle amor mucho amor. Que Dios los ayude y les de fortaleza como a mí siempre me la ha dado.

A: Gracias Nora, muchas gracias por esta lección de amor y esperanza.

Les recomendamos seguirla en redes sociales.

Facebook: Nora luz Mendez Florist

Twitter: @noraluzflorist

A todos aquellos residentes de Veracruz, se sorprenderán de la calidad y calidez.

“POR UNA VIDA DIGNA”

CONFIDENTIAM S.A. DE C.V.

(7)

  • Anónimo 13 noviembre, 2013 - 23:43

    GRACIAS!!…x tu maravilloso testimonio Nora!…Andresin es uno d’ los niños k más he amado en esta vida!!…lo sigo amando… y él es para mi una inspiración!…GRACIAS x TODAS esas maravillosas lecciones d’ Amor y Plenitud k me dieron…GRACIAS x ayudarme a descubrir el camino k kiero seguir!!…te kiero Nora!!

  • Confidentiam 14 noviembre, 2013 - 9:02

    Gracias por su comentario, se lo enviamos a Nora
    Buen día

  • María Fernanda Suárez Elías 14 noviembre, 2013 - 9:51

    Mi admiración para Nora y para todos los que atraviezan por situaciones parecidas. Un reconocimiento para quienes los apoyan.

  • Confidentiam 14 noviembre, 2013 - 10:59

    Gracias por su comentario.
    Para eso estamos, le haremos llegar su comentario a los involucrados
    Muy buen jueves

  • Érika Carvajal montero 16 noviembre, 2013 - 16:00

    Es mi amiga la quiero y que orgullosa me siento, porque ha sido una mamá de otro nivel, Dios nos ama y ese dolor sólo limpia, la cruz es muy pesada y así como El la llevo, a veces la comparte y sólo a los que ama tanto. Andresin esta feliz donde esta, con el Padre Eterno

  • Confidentiam 16 noviembre, 2013 - 17:29

    Así es Nora nos ha dado una gran lección a todos
    Que tenga muy buen fin de semana

  • Anónimo 21 noviembre, 2013 - 19:53

    Conozco a Nora desde hace varios años, la vi sufrir por su mami, después por su papi y este año por nuestro angelito Andresito, a pesar del dolor, siempre ha sido una mujer con una gran fortaleza para sobrellevar lo que tal vez muchos otros no podriamos…..no cabe duda que por eso Diosito le obsequio a un niño tan especial, un maestro para los que tuvimos la bendición de conocer

.