Notice: Undefined variable: slug in /home/jbtripqema54/public_html/wp-content/plugins/official-add-to-homescreen/includes/public.php on line 29

Strict Standards: Redefining already defined constructor for class OT_Admin in /home/jbtripqema54/public_html/wp-content/themes/nebraska/lambda/classes/class.admin.php on line 41

Deprecated: Assigning the return value of new by reference is deprecated in /home/jbtripqema54/public_html/wp-content/themes/nebraska/lambda/themeupdater/envato.php on line 206

Strict Standards: Declaration of lambda_description_walker::start_el() should be compatible with Walker_Nav_Menu::start_el(&$output, $item, $depth = 0, $args = NULL, $id = 0) in /home/jbtripqema54/public_html/wp-content/themes/nebraska/functions/theme-menuwalker.php on line 39

Strict Standards: Non-static method lambda_table_shortcode::init() should not be called statically in /home/jbtripqema54/public_html/wp-content/themes/nebraska/functions/theme-shortcodes.php on line 525

Strict Standards: Non-static method lambda_slider_shortcode::init() should not be called statically in /home/jbtripqema54/public_html/wp-content/themes/nebraska/functions/theme-slider-shortcodes.php on line 95
Nutrición en el paciente terminal | Confidentiam
Deprecated: Function ereg_replace() is deprecated in /home/jbtripqema54/public_html/wp-content/themes/nebraska/functions/theme-custom-css.php on line 245

Deprecated: Function ereg_replace() is deprecated in /home/jbtripqema54/public_html/wp-content/themes/nebraska/functions/theme-custom-css.php on line 245

Deprecated: Function ereg_replace() is deprecated in /home/jbtripqema54/public_html/wp-content/themes/nebraska/functions/theme-custom-css.php on line 245

Deprecated: Function ereg_replace() is deprecated in /home/jbtripqema54/public_html/wp-content/themes/nebraska/functions/theme-custom-css.php on line 245

Deprecated: Function ereg_replace() is deprecated in /home/jbtripqema54/public_html/wp-content/themes/nebraska/functions/theme-custom-css.php on line 245

Deprecated: Function ereg_replace() is deprecated in /home/jbtripqema54/public_html/wp-content/themes/nebraska/functions/theme-custom-css.php on line 245

Deprecated: Function ereg_replace() is deprecated in /home/jbtripqema54/public_html/wp-content/themes/nebraska/functions/theme-custom-css.php on line 245

Deprecated: Function ereg_replace() is deprecated in /home/jbtripqema54/public_html/wp-content/themes/nebraska/functions/theme-custom-css.php on line 245
Go to Top

Nutrición en el paciente terminal

El apoyo nutricional es una terapia efectiva gracias a los avances de los últimos años y la gran disponibilidad de todos los nutrimentos necesarios para mantener la vida. Sin embargo, es necesario atender los aspectos éticos, emocionales y culturales para iniciar o suspender la nutrición (en sus diversas modalidades) en los pacientes con enfermedad incurable en etapa avanzada.

La nutrición no solamente se relaciona con dar energía al cuerpo. Implica aspectos  emocional y cultural. La preparación del alimento simboliza el cuidado y afecto. El enfermo lo sabe, lo reconoce y lo agradece.

Los cuidadores y familiares de pacientes terminales con frecuencia consideran que la buena ingestión de alimentos es alentadora, mientras que el consumo insuficiente, además del deterioro causado por la enfermedad produce mucho conflicto y angustia en su núcleo, ya que aterriza la posibilidad de un final inminente.

El paciente puede sentirse culpable por no comer y trata de esforzarse para complacer a la familia.

El enfermo puede rechazar la comida por varias razones: como la falta de apetito, nausea, depresión, dolor, efectos de las medicinas o la misma enfermedad. Encontrar el problema nutricional es de gran ayuda porque podemos resolver estos aspectos. En base a lo anterior, la dieta debe de ser individualizada, tomando en cuenta muchos aspectos.

El soporte nutricional paliativo se centra en dar calidad de vida en las últimas etapas.

soupNsandwich-600x225

Los objetivos del soporte nutricional en cuidados paliativos cambiaran según progrese la enfermedad. En los estados iniciales se requiere un apoyo nutricional agresivo para compensar las demandas metabólicas basales considerando el tipo de enfermedad, reparación de tejido y protección contra infecciones y mantener el bienestar con calidad.

No hay consenso médico, legal o ético universalmente aceptado, por lo que cada sociedad e individuo tienen que generar respuestas coherentes en base a  su cultura y valores. Dichos tratamientos  deben mantenerse sólo si están indicados.

La hidratación y la nutrición por vía oral son  indispensables para vivir. En cambio, administrar líquidos por vía parenteral no sólo es de  cuidado, en caso de no ajustarnos a los requerimientos básicos, se considera parte de un tratamiento fútil.

La nutrición artificial o nutrición parenteral es   un tratamiento. La hidratación y la nutrición tienen diferentes dimensiones, según sea su fin, representa la  lucha contra la enfermedad o conseguir un final en paz. Por ello, es necesario revaluar los tratamientos de acuerdo a  metas reales, basados en los principios de beneficencia y no mal eficiencia.  La suspensión o el retiro de la nutrición es un tema de discusión, puede ser  considerado eutanasia, mientras que la suspensión representa una violación a los derechos del médico. Es necesario que la sociedad conozca las opciones de nutrición, que se debatan y sean expuestas con términos comprensibles, manifestar anticipadamente su voluntad, acatando los principios éticos, médicos y morales.

El desacuerdo puede ocurrir cuando el paciente desea que la alimentación se reduzca aunque el médico crea lo contrario. La elección del paciente de los sistemas de vida artificial, apoya la necesidad de revisión periódica de las preferencias de los diferentes tratamientos de soporte nutricional sustentable.

La resistencia de los hospitales para retirar la nutrición artificial es latente, por las consecuencias  que involucran,  por motivos religiosos, o la posibilidad de una negativa familiar.

Es relevante en materia de  nutrición parenteral apoyar el derecho de los médicos a negarse a los tratamientos fútiles, por no brindar ningún beneficio en enfermedades avanzadas o terminales.

El dilema real es lo razonable en cuidados y nutrición para pacientes terminales. Cuando la nutrición y la hidratación son consideradas extraordinarias por el simple hecho de  prolongar la vida. La decisión real de administrar nutrición e hidratación aparentemente se basa  por decisiones familiares, que –aferrados a la vida- prolongan una agonía. Esta decisión se debe tomar conjuntamente con el paciente, y será deber del médico tratante informar  los riesgos y beneficios.

Para aquellos en estadios   avanzados, la administración de nutrición e hidratación no es dolorosa; al contrario, puede prolongar la vida, pero al mismo tiempo su disconfort, la  frustración a sus deseos de un final piadoso y sin sufrimiento.

En resumen, apegándonos a principios éticos y morales, al margen de una religión, respetamos la vida y los deseos de cada paciente. Se deben de informar los riesgos y beneficios de las decisiones tomadas por el enfermo y la familia. Se valora a cada persona como tal. La nutrición es básica para vida, y también conlleva el riesgo de convertirse en tratamiento fútil.

El tracto digestivo debe ser valorado para la administración de alimentos según la enfermedad y las condiciones de cada paciente. De esta forma se obtendrá una etapa más funcional, más cómoda y menos costosa.

Referencias:

1.- Watson Max y cols. Manual Oxford de Cuidados paliativos. Ed. Aula Médica 2008. pp 647-649.

2. Shils E. Maurice. Nutrición en salud y enfermedad. Ed. Mc Graw Hill. Novena edición. 2002. pp. 1959-1972

Si desean una asesoría con gusto los escuchamos en:

nutricion@confidentiam.com.mx

informes@confidentiam.com.mx

.