Notice: Undefined variable: slug in /home/jbtripqema54/public_html/wp-content/plugins/official-add-to-homescreen/includes/public.php on line 29

Strict Standards: Redefining already defined constructor for class OT_Admin in /home/jbtripqema54/public_html/wp-content/themes/nebraska/lambda/classes/class.admin.php on line 41

Deprecated: Assigning the return value of new by reference is deprecated in /home/jbtripqema54/public_html/wp-content/themes/nebraska/lambda/themeupdater/envato.php on line 206

Strict Standards: Declaration of lambda_description_walker::start_el() should be compatible with Walker_Nav_Menu::start_el(&$output, $item, $depth = 0, $args = NULL, $id = 0) in /home/jbtripqema54/public_html/wp-content/themes/nebraska/functions/theme-menuwalker.php on line 39

Strict Standards: Non-static method lambda_table_shortcode::init() should not be called statically in /home/jbtripqema54/public_html/wp-content/themes/nebraska/functions/theme-shortcodes.php on line 525

Strict Standards: Non-static method lambda_slider_shortcode::init() should not be called statically in /home/jbtripqema54/public_html/wp-content/themes/nebraska/functions/theme-slider-shortcodes.php on line 95
Jimena: El amor por la vida (segunda parte) | Confidentiam
Deprecated: Function ereg_replace() is deprecated in /home/jbtripqema54/public_html/wp-content/themes/nebraska/functions/theme-custom-css.php on line 245

Deprecated: Function ereg_replace() is deprecated in /home/jbtripqema54/public_html/wp-content/themes/nebraska/functions/theme-custom-css.php on line 245

Deprecated: Function ereg_replace() is deprecated in /home/jbtripqema54/public_html/wp-content/themes/nebraska/functions/theme-custom-css.php on line 245

Deprecated: Function ereg_replace() is deprecated in /home/jbtripqema54/public_html/wp-content/themes/nebraska/functions/theme-custom-css.php on line 245

Deprecated: Function ereg_replace() is deprecated in /home/jbtripqema54/public_html/wp-content/themes/nebraska/functions/theme-custom-css.php on line 245

Deprecated: Function ereg_replace() is deprecated in /home/jbtripqema54/public_html/wp-content/themes/nebraska/functions/theme-custom-css.php on line 245

Deprecated: Function ereg_replace() is deprecated in /home/jbtripqema54/public_html/wp-content/themes/nebraska/functions/theme-custom-css.php on line 245

Deprecated: Function ereg_replace() is deprecated in /home/jbtripqema54/public_html/wp-content/themes/nebraska/functions/theme-custom-css.php on line 245
Go to Top

Jimena: El amor por la vida (segunda parte)

A: Sigue por favor

J: llegó el día de la cirugía, como te comenté me encontraba en  estado de ansiedad, al borde de una crisis. No dejaba de pensar en lo sucedido durante mi estancia ahí y faltaba una cirugía más. No deje que me durmieran hasta ver a mi Doctor: Cesar Decanini, hombre ejemplar y con una calidad humana extraordinaria, cero protagonista. Me curó y me cuido. No se puede pedir más. Controló el estado de ansiedad que reinaba en mí  y me operó.

Desperté con tubos y sondas, deshidratada y muy débil.

Te voy a dar un ejemplo, el médico que pertenecía al equipo  del Dr.  Franco permaneció a mi lado durante  6 horas por lo menos.  Me trasmitió la bondad de tener dolor, lo decía y ahora lo comprendo.  Poder hablar y transmitir esas molestias  habla de una integridad neurológica. Ese quizá fue el mensaje: “Soy fuerte y tengo que salir de aquí”

La recuperación se inició sin poder alzar los brazos, la tableta que me regalaron no la podía sostener. De caminar ni hablar. Mi mayor recompensa era un  te Lipton y consomé de pollo. Imagina eso…  ¡Me gustó la comida del Hospital! (risa franca)

Al empezar a caminar tuve la idea, la ilusión  de salir caminando por mi propio pie,  pero de las instalaciones….  Si hubiera tenido pijama en lugar de una bata lo hubiera intentado desde el primer día. Abandonaría la Jaula…. No me dejaba ayudar por el personal de fisioterapia.

Jimena en hospital

El primer baño sin ayuda  después de todo lo experimentado fue un reto y experiencia.  Salí del baño con el shampoo en la cabeza, me lave el pelo pero no me enjuagué.

Los diversos autores lo escriben: “La familia”…. Es cierto, todos y cada uno de mis familiares tuvo algo para mí, no cabe duda que  es un pilar del enfermo.  Mi hermana vino de Estados Unidos y me enseñó a dormir a base de música, ¡dormí una noche completa!, la primera en semanas; amanecí sintiéndome mucho mejor.

Días más tarde lo logre…. Salí caminando del hospital.

Ya en mi casa, mi hermana me ayudó mucho, nuevamente recupere el sueño.

Durante un momento de soledad, reflexionando sobre  todo lo ocurrido, pensé que a partir de ese momento todo iba  a funcionar a mi favor, no me puedo ni me voy a convertir en víctima de mi propia historia, la tanatología regreso a mi mente, ahora con otra perspectiva, iba por amor al arte. Reinicié mis estudios,  acudía de 9 a 13:30 horas con esfuerzo, pero iba.

El peor enemigo del ser humano es su propio cerebro… podemos pensar muchas cosas, algunas tan absurdas, que nos hacen cometer errores, algunos graves.

El 19 de febrero cumplo 3 años de haber estado clínicamente muerte, pero también cumplo 3 años de vida

A: Inicias en Japón, personas de edad avanzada, tu enfermedad siendo adulta, en que momento inicias a trabajar con pacientes pediátricos. ¿Por qué niños?

J: En la complejidad del ser humano y las cargas emocionales que se conllevan a lo largo del camino, supe, sentí y experimenté  la muerte. Los niños tienen una trasparencia única, fue es esa nitidez lo que me orillo a dedicarme al campo de la tanatología en niños.

Aparte de la ayuda que puedes dar a un niño, ves y entiendes que no es sólo el niño, es toda la familia.  En un solo momento, están en el mismo paquete, fue una vivencia maravillosa.

Una vivencia cálida, es un trabajo hermoso.

Me formé en el Instituto Nacional de Pediatría a cargo del Dr. Garduño, nunca voy a olvidar este curso.

Ahora te puedo decir que vivimos en un México su realista, terminamos el número de horas en el Hospital, sin embargo permanecía más horas en el hospital que los que reciben un dinero a cambio, y no te dan el  espacio que los pequeños enfermos merecen.

A: Todos recordamos a una persona, una familia, un momento. ¿Quién es para ti?

J: Juan, un pequeño de tres años aproximadamente, no estuve mucho tiempo con él. No me lo habían asignado. Es decir, durante la formación nos daban un número determinado de camas con la finalidad de cubrir el mayor número de pacientes a medida de lo posible.

En mis conceptos, con mis principios,  no podía hacer a un lado a un  niño que te seguía con la mirada preguntando si lo visitabas a él…

Su diagnóstico era incierto, no era leucemia y permanecía en observación. Lo visitaba y jugaba con él, su pronóstico que aparentemente pintaba viento en popa. Ese viernes  me despedí de él como siempre, pensando  -y deseando- reanudar el lunes siguiente.  Ese lunes la cama se encontraba vacía, sí, lo supe… Mi querido amigo murió. Tal como te expliqué Juan originalmente no era mi paciente por lo que no tenía más datos de él ni de su mamá. No hubo forma de contactar a sus familiares y dar el seguimiento que merecen. Me pudo, y mucho.

Te puedo decir que una de mis grandes satisfaccines en la vida fue haberme formado en el INP.

A: El campo de la tanatología es algo singular, ¿cómo ves ahora el panorama?

J: Me Cambió en cualquier sentido.  Mi visión de la muerte cambio, siempre he sido una persona que ha dado su mensaje en quienes me aman, me considero afectiva, uno no puede dormir enojado con quien ama, los hijos no pueden asistir a la escuela sin decirles un te quiero… La vida se va en un segundo.

La vida es efímera, la visualizamos garantizada.

Si permaneces en el pasado,  te conviertes en esclavo, el futuro no lo podemos cambiar, el presente es lo que se vive y donde se actúa, decir te quiero y estar en paz, marca una diferencia en mí, y creo que en los demás también.

A: ¿Que le dirías a una persona en estado terminal?

J: ¿Si tienes algo inconcluso? círculos sin cerrar, si esta persona logra cerrar contigo estos aspectos será grandioso, pero más allá de esto que lo haga por él o ella… ¡no dejar palabras en el tintero!

La muerte no duele, no entras a un mundo de horrores, la muerte es paz y tranquilidad, lo que se tiene que arreglar son los asuntos pendientes del hoy y del ahora.

A: Es un honor tenerte con nosotros y sobre todo que formes parte de nosotros. Nuevamente gracias por tu tiempo,  por tu historia y por estar…..

jamarcet69@hotmail.com

informes@confidentiam.com.mx

.