Go to Top

10 de mayo, día 54

En días pasados recibimos una invitación a una misa muy especial. Se cumplía el mes de fallecida de una paciente. Sus hijos tuvieron el gran detalle de hacernos partícipes de ello y acudimos con gusto.

La autora de “La montaña rusa” (http://confidentiam.com.mx/enfermedades-terminales/la-montana-rusa-primera-parte) nos contactó.

W: Hola…¿Cómo están en Confidentiam?

D: Hola, siempre es un gusto saber de ti, ¿cómo van las cosas?

W: Raro, los cambios de humor son constantes, paso de la tristeza a la ira, quizá con un poco de buen humor de vez en cuando.

Aprovechando el tema… Me es muy difícil esto de reiniciar una nueva etapa.

D: perdón que te interrumpa, recuerda que nunca dijimos que sería fácil. ¿Has encontrado los detalles?

W: No entiendo…

D: los pequeños detalles que suelen aparecer, mensajes que entiendes y le van dando un significado a tu nueva vida. ¿Te han pasado?, bueno todo es cosa de estar alertas,  abrirte a los mensajes que se van presentando a lo largo del camino y que te serán de utilidad.

 

Pasados unos días nos encontramos en una iglesia para la misa con motivo del mes.

Al final de la misma nos narró una historia por demás emotiva.

 

W: Doc… deja te cuento:

Hace muchos años mi mamá me compró una “cadenita” a regaña dientes, no era exactamente de buen precio pero me gustaba mucho. Al poco tiempo se casó mi hermana y mi mamá me pidió la famosa pieza para ponérsela ese día.

A los pocos días de la boda le pregunté por mi cadenita,  ¡no aparecía!  Durante un año (literal) le pedía la cadena. Aquello ya era motivo de broma entre la familia.

Hoy estaba indecisa si ponerme un saco o una chamarra para la misa, finalmente decidí ponerme el saco.

Durante la misa doc, me lleve la mano a la bolsa y ahí estaba la cadenita… NO LO PUEOD CREER

D: ¿Y me preguntas sobre los detalles?

W: Son esos ¿verdad? (risa franca)

D: Yo diría que un mensaje más claro que ese no hay. Te felicito. Nos vemos pronto.

cadenita de oro

Hoy recibimos de manera inesperada un comunicado que quiere compartir con todos ustedes, se los dejamos como un testimonio del camino hacia la recuperación.

 

W: “54 días han pasado de la muerte de mi mama. En ellos ha habido de ¡todo! cómo entender cada sentimiento, vivirlo y no hacer sentir incómoda a las personas que me rodean… ha sido todo un reto.

 

Para los lectores recurrentes de este sitio, se les hará muy familiar el tema de los yunques (http://confidentiam.com.mx/?s=yunques)  bueno, estos 54 días han estado invadidos de ellos y para los que no lo leyeron (http://confidentiam.com.mx/enfermedades-terminales/la-montana-rusa-primera-parte).  

 Hoy 10 de mayo me doy cuenta que literal ¡no tengo madre!  Ni espíritu navideño y que después de necear con mi mama y  sus palabras ahora las entiendo. Ella siempre se preocupó de sobremanera en la cuestión de que no estuviera sola, a lo que siempre le respondí: “no estoy sola mama, tengo muchas personas y cosas en mi vida que me mantienen ocupada

54 días más tarde me doy cuenta a que soledad se refería; cada vez que me da hambre y me siento a la mesa sin su compañía me doy cuenta, cada vez que llego de trabajar en la noche y grito: Ya llegue… nadie responde, cada vez que me siento mal y no tengo quien me acaricie la frente, cuando tengo una angustia laboral, con mis hermanos o el novio y no está ella para darme el consejo atinado, cada vez que llego tarde y nadie me la mienta porque otra vez no avise, todas las mañanas que me término de vestir y volteo y no está para decirme que más de 4 colores es demasiado, cuando llega el domingo y no tengo a quién llevar a comprar el súper…. Y así mil cosas me recuerdan y me hacen entender su preocupación.

 

Siento tristeza pero no puedo llorar, creo es porque la vida ya es tan acelerada que no tengo tiempo o tal vez ¿no me lo doy?, no sé…. Entender el ¿para qué? En vez del por qué, me está costando trabajo, aunque algo si tengo claro: la depresión no es una opción como parte de mi duelo, decidí celebrar y honrar su vida y que cada yunque lo sentiré y me sobrepondré.

 

Hace unos días soñé con ella y me dijo que para poderme hacer entender se presentaba en forma física porque ahora ella era energía y que estaba con mi papa (quien falleció hace 7 años) y que era muy feliz porque ahora podía estar en muchas partes y nos puede acompañar siempre a todos lados… y cada vez que ella considerará  que yo lo necesitaba se iba a convertir en algo físico para poderse comunicar, que siempre estuviera atenta.

 

Trato de ser lo más congruente pero tengo momentos muy bipolares… Estoy trabajando en ello utilizo el métodos de los alcohólicos, fumadores, drogadictos…. Un  día a la vez, sólo un día a la vez

 

 

(2)

  • Anónimo 4 junio, 2014 - 23:19

    Gracias por todo! Un abrazo con mucho cariño.

  • Confidentiam 5 junio, 2014 - 0:01

    Gracias a ti por tu tiempo, por compartir tu experiencia y por tus ganas en este camino hacia la recuperación. Nuestro m´s sincero agradecimiento y respeto.
    Estamos a tus órdenes
    DIRECCION GENERAL

.