Notice: Undefined variable: slug in /home/jbtripqema54/public_html/wp-content/plugins/official-add-to-homescreen/includes/public.php on line 29

Strict Standards: Redefining already defined constructor for class OT_Admin in /home/jbtripqema54/public_html/wp-content/themes/nebraska/lambda/classes/class.admin.php on line 41

Deprecated: Assigning the return value of new by reference is deprecated in /home/jbtripqema54/public_html/wp-content/themes/nebraska/lambda/themeupdater/envato.php on line 206

Strict Standards: Declaration of lambda_description_walker::start_el() should be compatible with Walker_Nav_Menu::start_el(&$output, $item, $depth = 0, $args = NULL, $id = 0) in /home/jbtripqema54/public_html/wp-content/themes/nebraska/functions/theme-menuwalker.php on line 39

Strict Standards: Non-static method lambda_table_shortcode::init() should not be called statically in /home/jbtripqema54/public_html/wp-content/themes/nebraska/functions/theme-shortcodes.php on line 525

Strict Standards: Non-static method lambda_slider_shortcode::init() should not be called statically in /home/jbtripqema54/public_html/wp-content/themes/nebraska/functions/theme-slider-shortcodes.php on line 95
El peor momento | Confidentiam
Deprecated: Function ereg_replace() is deprecated in /home/jbtripqema54/public_html/wp-content/themes/nebraska/functions/theme-custom-css.php on line 245

Deprecated: Function ereg_replace() is deprecated in /home/jbtripqema54/public_html/wp-content/themes/nebraska/functions/theme-custom-css.php on line 245

Deprecated: Function ereg_replace() is deprecated in /home/jbtripqema54/public_html/wp-content/themes/nebraska/functions/theme-custom-css.php on line 245

Deprecated: Function ereg_replace() is deprecated in /home/jbtripqema54/public_html/wp-content/themes/nebraska/functions/theme-custom-css.php on line 245

Deprecated: Function ereg_replace() is deprecated in /home/jbtripqema54/public_html/wp-content/themes/nebraska/functions/theme-custom-css.php on line 245

Deprecated: Function ereg_replace() is deprecated in /home/jbtripqema54/public_html/wp-content/themes/nebraska/functions/theme-custom-css.php on line 245

Deprecated: Function ereg_replace() is deprecated in /home/jbtripqema54/public_html/wp-content/themes/nebraska/functions/theme-custom-css.php on line 245

Deprecated: Function ereg_replace() is deprecated in /home/jbtripqema54/public_html/wp-content/themes/nebraska/functions/theme-custom-css.php on line 245
Go to Top

El peor momento

“El momento más obscuro ocurre antes del amanecer”

El ser humano busca trascender. En una u otra forma lo busca y lo logra. Cuando se encuentra en etapas avanzadas de una enfermedad, es una llamada a que se lleve a cabo este proceso. Es un examen de conciencia hacia el pasado, para dejar  un legado hacia los nuestros.

Las personas que han acompañado a seres queridos a lo largo de una enfermedad lo saben. Y son estas experiencias las que transforman o tocan su vida. Muchos quieren y buscan transmitir su mensaje, una pequeña minoría prefiere darle vuelta a la página y olvidar.

Esta publicación busca encontrar el punto más doloroso que se experimenta: el peor momento, y a partir de este, buscar el camino hacia  la recuperación integral.

Lejos de ser una historia de drama y dolor, es una historia de recuperación, es un testimonio de vida.

En esta ocasión le hemos pedido a Anna, gran persona, que experimentó, sufrió y superó la muerte de sus padres de forma diferente, en un lapso corto.

Actualmente se encuentra recuperada, está a punto de ser mamá y nos llena de emoción.

Le hemos pedido su colaboración para el presente tema y narra su historia: El peor momento

A: En el caso de la enfermedad de mi madre (cáncer de mama) puedo mencionar varios momentos duros.

  1. El momento después de la cirugía donde el médico llego a  informarnos el nivel de cáncer y nos dio un pronóstico fatal, ese momento fue de gran enojo por la falta de tacto para dar la noticia sin considerar nuestro sufrimiento.
  2. Durante el tercer ciclo de quimioterapia al nuevo medico se le ocurrió decirme que los dos primeros se habían equivocado en el tratamiento original. En ese momento para mi salía sobrando el comentario y de cualquier forma ya no había vuelta atrás.
  3. La larga espera en el hospital durante la radioterapia después de que ya había metástasis en el cerebro, ver el deterioro de mi mamá combinado con el cansancio y el dolor que vivíamos, hacía sentir que era una historia sin fin, transitábamos entre la petición de un milagro y la petición de que todo se acabara pronto para ella y para nosotros, y al mismo tiempo llegaba la culpa por pedir eso.
  4. El más duro fue la agonía, estábamos en casa, con la familia reunida esperando literalmente la muerte, ese momento de ver cómo se va apagando la velita es doloroso, cansado y lleno de dudas, las preguntas como “¿Hicimos todo lo que debimos hacer?” “Pido que se vaya en paz porque sufre y sufro yo” “¿Que vamos a hacer ahora que no esté?”.

Preguntas que quedan sin respuesta, que solo el tiempo nos enseña que hay un plan divino y que los seres que amamos se van cuando están listos para trascender.

Lo más reconfortante para mí fue quedarme sin culpa, solo con un dolor inmenso pero con la satisfacción de haber amado y respetado a mi madre en esta tierra hasta el último minuto y lo seguiré haciendo hasta mi último respiro.

                                                                                                                                             Anna

mujer a la orilla del mar, atardecer

E: Después de lo que has escrito, ¿en qué punto del camino supiste que ibas a salir adelante?

A: En el punto en el que estaba en hospital tras las radioterapias, sabía que “algo” me ayudaría y daría fuerza para avanzar, no sabía cómo, pero estaba segura que no me dejaría vencer y que prefería ofrecer a la vida vivir feliz para que el dolor que había sentido valiera la pena.

E: ¿Recibiste ayuda profesional a lo largo de la enfermedad de tu mama?

A: Si, en realidad estuve trabajando con terapias alternativas que me ayudaron a entender y a vivir el momento

E: ¿Que le dirías a aquellos que están pasando lo que pasaste?

Que den a sus queridos todo el amor y el tiempo posible, que es muy duro y cansado pero es mejor quedarse con la tranquilidad de haber estado y dado lo mejor, el dolor no desaparece pero es más fácil manejar solo dolor que incluir la culpa en el paquete.

Respetar al paciente y no ser egoístas, dejarlos ir en paz con la confianza de que los volveremos a ver…

E: Obviamente el recordar el proceso cuando escribiste esto te hizo recordar, lo sabemos y lo agradecemos. ¿Te ha ayudado en algo?

Si, el cáncer es una palabra que trato de borrar de mi vocabulario, sin embargo al escribir la experiencia y recordar me doy cuenta del camino avanzado, de mi fortaleza y sobre todo recuerdo el amor de todos aquellos que estuvieron y siguen estando a mi lado demostrándome su amor.

He aprendido a no negar la palabra cáncer, a  aceptarla y a no pelearme con ella porque eso genera más enojo y lo que justo necesitamos es liberarnos de esas emociones que nos bloquean.

CONCLUSION: Anna está recuperada, como ven paso por muchas etapas, esta quizá es la primera vez que plasma sus sentimientos. Al paso de los años hay una nostalgia, un recuerdo. Es normal y humano.

Está embarazada, salió adelante, espera un hijo(a) que en un máximo de dos meses.

Anna: Muchas Gracias y Felicidades

Dirección General

Confidentiam S.A. de C.V.

logo

.