Go to Top

Los lentes del abuelo

Acorde a lo pactado, se reunieron todos en casa del abuelo dos semanas después del velorio, el nieto, menor de 12, veía incrédulo la casa vacía, los muebles cubiertos con las sábanas que algún día él había usado. Los cuadros llenos de polvo, y sin embargo el olor se mantenía. El mismo olor de la casa y del abuelo recorrían la propiedad.

Lo despertó se aquel soñar consiente unas voces que decían en voz alta, ¿Cuánto costará el cuadro de la biblioteca?, el abuelo decía que no tenía precio.

Una tía sonriente pedía una y otra vez la colección de porcelana que yacía sobre un mueble (no barato) del comedor.
En fin, cada miembro de la unida familia, pretendía obtener algo a cambio por las cosas que dejaba el abuelo.

Cuando el nieto menor encontró sobre el piso, unos lentes rayados y llenos de polvo. Gritó: ¡ESOS SON MIOS Y DE NADIE MAS!, abrazó el viejo artefacto e irrumpió en llanto.

El primo mayor se acercó para ver de qué se trataba el valioso objeto, ¿unos lentes?, “son tuyos” , le respondió en tono sarcástico, y se fue.

Acto seguido su papa lo abrazo y le cuestionó el porqué de aquellos viejos lentes.

A lo que el niño le respondió:
Papa, cuando veníamos a casa del abuelo, él con todo su esfuerzo agarraba su bastón, caminaba hacia su buró y tomaba esos lentes, se los ponía y salía de la biblioteca siempre con el mismo cuento y me lo leía antes de dormir. Hizo lo mismo durante 5 años, en las noches me decía la misma frase: “te voy a leer un cuento que nunca has escuchado”. Lo leía y me quedaba dormido.

Tú, papá, me dijiste que el abuelo no estaba bien de la memoria, siempre me leía el mismo cuento, pero el abuelo estaba bien, el cariño y el amor que me tuvo nunca se le olvidó. Por eso quiero los lentes del abuelo, representan mucho para mí y el amor que me tuvo.

El papa sorprendido, y con una lágrima en la mejilla contestó:
“Eres el nieto más grande, y eres mi hijo”. Salieron de la casa tomados de la mano, el único objeto que se llevaron fueron los lentes del abuelo.

(2)

  • Confidentiam 9 octubre, 2013 - 16:50

    Es lo mismo que pensamos y por eso lo compartimos con todos ustedes
    Gracias por sus comentarios y opiniones
    Nos hacen ser mejores en el día a día
    Un abrazo

.