Go to Top

Concepción: Un ejemplo de fortaleza (segunda parte)

A: En su libro menciona y recuerda obviamente a Gerardo, ¿para usted (como paciente) cual fue su peor momento en el hospital?

C: Los peores momentos que pasé en el hospital, durante mi estancia por el meningioma, fueron en terapia intensiva cuando me daba cuenta de la frialdad de médicos y enfermeras con los pacientes que están ahí incapacitados para defenderse al estar  inconscientes o sedados la mayor parte del tiempo.

A: Hago un paréntesis que al leer el libro, me deja una lección como médico y como persona, fue capaz de plasmar un reconocimiento a quienes, a su forma de ver lo merecen. Y una crítica constructiva para los demás. Mediante críticas de ese tipo es como podremos ser mejores personas. Gracias….

A: Cambiando de tema ¿En qué momento decide escribir su segundo libro?

C: Sólo permanecí en el hospital, milagrosamente una semana, había ingresado el sábado 8 de mayo inconsciente, con el derrame ya controlado me operan el miércoles 12 de mayo y me urgía salir de ahí, así que cuando el doctor Carballar, otro de mis ángeles doctores, constató que todo iba bien acepto mandarme a casa. Estando ahí decidí escribir un libro que diera a conocer, a través de mi experiencia, lo que deben tener en cuenta tanto pacientes como  acompañantes,  al entrar a un hospital, así como lo que necesitamos desde las dos posiciones y todo lo que usted ya leyó en él y como lo escribo en alguna parte, si el hacerlo  hacía menos difícil para unos u otros su paso por la enfermedad, lo vivido había valido la pena y mi objetivo estaba cumplido.

A: ¿En la publicación de éste, ya contaba con una editorial?

C: No, lo edité al igual que el primero por mi cuenta, con ayuda de uno de mis hermanos que como publicista tenía el contacto para hacerlo y hasta la fecha lo sigo distribuyendo a un costo simbólico porque quiero que llegue a muchas personas, el tiraje fue de 2000.

A: Al leer el libro veo reconocimientos y críticas hacia el actuar médico,  ¿cuál fue su mejor momento?

C: Fueron varios, hablando de los médicos, “mis” médicos fueron ángeles en quienes hasta la fecha confío mi vida y la de mis seres queridos, nos une una gran amistad, su sola presencia me daba tranquilidad y seguridad y por ellos convertí el hospital donde ellos podían atendernos en «mi tiempo compartido» durante varios años, hasta que fui víctima de robo de mis pertenencias en la habitación. Sin señalar a ningún hospital pues sería poco ético e injusto en mi libro pretendo alertar al respecto.

A: Esa parte para un servidor fue algo que me dolió por usted y los suyos…

A: Recapitulando en su vida, despues de Gustavo, Gabriela y Gerardo, fue madre de dos hijos de su segundo  matrimonio: David e Israel a quien no había mencionado intencionalmente hasta este punto. Fue Israel el protagonista de su tercer libro. La muerte vuelve a tocar a la puerta de su familia, un hijo más muere, en esta ocasión de forma inesperada: un accidente.

¿Nos podría dar una sinopsis del tercer libro?

open book

C: Este tercer libro “Israel, triunfo de vida”, lo escribí también a petición del  protagonista. Contiene parte de la vida de Israel como autobiografía y las enseñanzas que nos dejó en esos 24 años en los que vivió «sin poner los pies en la tierra», siempre soñando, haciendo amigos, en movimiento constante, siendo él mismo desde su esencia amorosa, entregada, LIBRE y cayendo en depresiones cuando no cubría las expectativas de quienes lo rodeábamos, expectativas muy ajenas a lo que quería vivir y que en su interior sabía que era su misión. Eso lo descubrimos con los testimonios de sus amigos, las puse en el libro como una llamada de atención a reconocer en vida las cualidades y el ser de otros, sin juicios ni envidias, él despertaba muchas. Como el poema de Ana María Rabatte: «En vida hermano, en vida…» en ese capítulo invito a demostrar amor, gratitud, amistad a las personas hoy. Otro capítulo, derivado de eso es el de los «hubiera» y lo que podemos hacer para evitarlos, teniendo en cuenta que cuando alguien parte esos «hubiera» son los que nos dañan y mantienen en duelo.

A: No se puede comparar una pérdida a otra. ¿Para usted que pérdida le costó más trabajo superar?

C: Efectivamente  no hay forma de comparar, sin importar la forma, la pérdida de un hijo, no es cuantificable ni comparable…ni siquiera se puede describir el dolor y las secuelas que deja. De las tres pérdidas y una cuarta que para cualquier persona pudiera ser irreal, (en otro momento lo platicaremos con gusto)  cada una tiene su dificultad para ser superada, cada una de manera distinta y precisamente, por los hubiera que me repetí durante muchos años, la de Gerardo fue la más difícil de superar.

A: ¿Y el papá de sus hijos?

C: De Gabriel, el papá  de Gerardo y del bebé que murió de atelectasia, me separé a los 6 años de casados, No convivíamos mucho, casi no lo veía, volví a verlo en dos o tres ocasiones durante la enfermedad de Gerardo y en el sepelio. Lo busqué cuando supe que tenía cáncer y nos mantuvimos en contacto vía email hasta su muerte hace dos años.

Alfonso, mi segundo esposo, hombre muy amoroso con sus hijos y los míos a quienes veía como propios, sufrió entrañablemente, la muerte de Gerardo, compartía con el sus miedos y dolores por los tratamientos, se puso una coraza para no expresarlo, era tema intocable pero siempre ahí con él apoyándolo y la de Israel, inesperada, creó que aún no la supera.

A: Una última pregunta: ¿habrá un cuarto libro?

C: Ya tengo en mente otros dos libros relacionados también con experiencias de vida, uno de mi “telenovelesca” vida,  con la subsecuente  prueba de que, sí se puede seguir adelante, a pesar de lo que sea. Otro acerca de las relaciones de pareja con el objetivo de dar a hombre y mujer su justo lugar como seres valiosos cuyas diferencias deben complementarlos no separarlos.

A: Estaremos muy al pendiente de esta nueva obra. Sólo nos resta felicitarle, darle la bienvenida a una mujer, psicóloga y escritora. Gracias y en hora buena.

Seguramente algunos de nuestros lectores se interesarán en los libros de concepción, tal como nos sucedió a nosotros

Les dejamos el correo electrónico de Concepción para que la contacten y les explique la forma de obtener sus libros

mas_alla_de@yahoo.com.mx

informes@confidentiam.com.mx

.