Notice: Undefined variable: slug in /home/jbtripqema54/public_html/wp-content/plugins/official-add-to-homescreen/includes/public.php on line 29

Strict Standards: Redefining already defined constructor for class OT_Admin in /home/jbtripqema54/public_html/wp-content/themes/nebraska/lambda/classes/class.admin.php on line 41

Deprecated: Assigning the return value of new by reference is deprecated in /home/jbtripqema54/public_html/wp-content/themes/nebraska/lambda/themeupdater/envato.php on line 206

Strict Standards: Declaration of lambda_description_walker::start_el() should be compatible with Walker_Nav_Menu::start_el(&$output, $item, $depth = 0, $args = NULL, $id = 0) in /home/jbtripqema54/public_html/wp-content/themes/nebraska/functions/theme-menuwalker.php on line 39

Strict Standards: Non-static method lambda_table_shortcode::init() should not be called statically in /home/jbtripqema54/public_html/wp-content/themes/nebraska/functions/theme-shortcodes.php on line 525

Strict Standards: Non-static method lambda_slider_shortcode::init() should not be called statically in /home/jbtripqema54/public_html/wp-content/themes/nebraska/functions/theme-slider-shortcodes.php on line 95
Día de Muertos | Confidentiam
Deprecated: Function ereg_replace() is deprecated in /home/jbtripqema54/public_html/wp-content/themes/nebraska/functions/theme-custom-css.php on line 245

Deprecated: Function ereg_replace() is deprecated in /home/jbtripqema54/public_html/wp-content/themes/nebraska/functions/theme-custom-css.php on line 245

Deprecated: Function ereg_replace() is deprecated in /home/jbtripqema54/public_html/wp-content/themes/nebraska/functions/theme-custom-css.php on line 245

Deprecated: Function ereg_replace() is deprecated in /home/jbtripqema54/public_html/wp-content/themes/nebraska/functions/theme-custom-css.php on line 245

Deprecated: Function ereg_replace() is deprecated in /home/jbtripqema54/public_html/wp-content/themes/nebraska/functions/theme-custom-css.php on line 245

Deprecated: Function ereg_replace() is deprecated in /home/jbtripqema54/public_html/wp-content/themes/nebraska/functions/theme-custom-css.php on line 245

Deprecated: Function ereg_replace() is deprecated in /home/jbtripqema54/public_html/wp-content/themes/nebraska/functions/theme-custom-css.php on line 245

Deprecated: Function ereg_replace() is deprecated in /home/jbtripqema54/public_html/wp-content/themes/nebraska/functions/theme-custom-css.php on line 245
Go to Top

Día de Muertos

Día de fiesta, niños felices transitan las calles disfrazados como sus personajes favoritos, brujas y calaveras en busca del tesoro: dulces. Fecha en que retamos lo que se evita, lo confrontamos mediante burlas jocosas. Tras bambalinas  de este espectáculo de tradiciones, reposan aparentemente dormidos los orígenes y su significado.

La historia de la muerte data del origen del hombre, sin embargo la historia del día de muertos como tal se remonta a la época prehispánica.

Los antiguos habitantes de Tenochtitlan daban varios significados al morir, los destinos variaban. Concepto difícil de entender para los evangelizadores recién arribados  del continente europeo.

La muerte se hacía presente en todo momento, teniendo como representación física el altar de muertos, símbolo que perdura hasta nuestros días. Es tal su representación que se considera un símbolo de nuestro país  que es reconocido por la  UNESCO como un patrimonio de la humanidad.

Durante esta época, al morir se iniciaba un viaje hacia el Mictlán (reino de muertos) o Xiomoayan, término que los españoles tradujeron como infierno. El viaje hacia un ser supremo (Mictlantecuhtli), a su llegada ofrecían ofrendas a éste. Este trayecto tenía una duración de 4 días, y posteriormente se le enviaba a una de las nueve regiones por un lapso de 4 años, y finalmente llegaba al último piso, llamado Obsidiana de los muertos donde descansaba eternamente.

La muerte para estas culturas carecía del concepto bien-mal, el destino del difunto estaba dictado por el tipo de vida y el entorno a la muerte misma.

Los muertos en un entorno por agua se dirigían a Tlalocan, los presos de guerra, guerreros, y mujeres embarazadas se dirigían a Omeyocan, mientras que el Mictlán estaba destinado a aquellos que morían por causas naturales. Todos los difuntos podían ser sepultados con sus pertenencias, ya que podían ser de utilidad por su paso por el inframundo.

Por su parte los niños tenían un destino especial, Chichihuacuauhco, árbol de cuyas ramas brotaba leche y se podían alimentar de ella.

Llegada la colonia, la evangelización cede parte de la ideología a la cultura indígena, por lo que se da una fusión entre las creencias antiguas y los nuevos conceptos dictados por los conquistadores. Es esta mezcla tan particular  lo que se transforma en lo que se conoce hoy en día como la celebración del día de muerto.

Los primeros datos de una celebración se llevan a cabo en Veracruz (siglo XVI), como el día de los fieles difuntos. El pan de muerto se hace presente. Además de ofrendas de azúcar.

La finalidad de los altares del día de muertos es poner aquellos platillos que disfrutaban los que hoy ya no se encuentran, de tal forma que durante las noches pueden degustar nuevamente los sabores que les gustaban.

Estas costumbres narran que los que tuvieron la desgracia de morir un mes antes de la celebración no son recordados, ya que  no  da tiempo de obtener un permiso para acudir a la celebración. Por lo que solo actúan como ayudantes de otras ánimas.

El 28 de octubre se recuerdan las ánimas  que presentaron un entorno violento, el 30 y 31 a los niños que fallecieron sin haber sido bautizados (limbitos), el 1º de noviembre (día de todos los santos) se recuerdan a los que vivieron una vida ejemplar. La celebración máxima es el 2 de noviembre, ya que se celebran al resto de los difuntos, las iglesias hacen sonar sus campanas desde la madrugada, las tumbas son adornadas y llenadas con obsequios.

El altar de muertos

Altar de Muertos

Este ícono de la cultura mexicana tiene un origen y un motivo, por una parte recuerda y reconforta a los vivos, quienes tratan de dar un homenaje y un consuelo a sus muertos, es el día en que se hacen presentes.  Se cree  es un día de convivencia entre difuntos y deudos.

Mediante esta celebración se aterriza la posibilidad de una muerte a los nuestros, hacemos consciente esta posibilidad, recordando, dando un sentido positivo y con un toque humor a las futuras generaciones, este el propósito fundamental del día de muertos.

Hay diversos tipos de altares de muertos, desde una simple mesa con las fotos de los difuntos cercanos y las ofrendas que se consideren prudentes, elementos simples en ocasiones acompañados de veladoras. Encontramos unos con dos niveles, son los más comunes, marca la separación entre vivos y muertos, pueden hacerse de tres niveles, en donde el purgatorio se hace presente, y por último, aquellos de 7 niveles, que son los pasos necesarios para alcanzar la felicidad eterna. Cada uno de los escalones se cubre con tela de colores negro con blanco. Cada nivel tiene un significado. Quedando en la parte superior la foto de los difuntos y una cruz. La foto por su parte de coloca de espaldas viendo hacia un espejo, con la finalidad que nos pueda ver a través del espejo y poder ser visto de la misma forma. La cruz por su parte, es introducida por los españoles y tiene como objeto infundir la religión católica, dicho elemento puede estar hecho de sal o de ceniza.

El copal e incienso son elementos prehispánicos que purifican un lugar y el alma de quien los coloca.

El arco que se coloca simboliza la entrada hacia el reino de los muertos y generalmente es decorada con flor de cempasúchil.

El papel picado representa la alegría y el viento, es un elemento frecuente de cualquier altar.

Las veladoras actúan como guía para las ánimas, generalmente son de color morado y blanco, representan el duelo y la pureza.

La flor de cempasúchil por su aroma, sirve de guía para las ánimas.

pan de muerto

La comida es un elemento frecuente. El pan es componente introducido por los españoles, representa la eucaristía, sus adornos o huesos que le dan un matiz único, representan la cruz. En sus inicios se elaboraba con anís.

Las calaveritas por su parte provienen de la época del Porfiriato, se originan como un  reclamo hacia las clases políticas. Perduran de cualquier tipo hasta la actualidad. Reflejan el ingenio y la parte jocosa del concepto de morir de una persona, o bien, la forma de relacionarse con los demás.

En resumen, el día de muertos posterga el rechazo y el repudio que se tiene hacia la muerte, se convierte en una  convivencia. Hasta  se le perdona, nos recuerda a los que partieron; mediante los altares se les dedica tiempo, se les otorga un espacio físico y el recuerdo que merecen. También es una oportunidad para  cambiar nuestra mentalidad de enfrentarla, de modificar conceptos en las futuras generaciones, ésta oportunidad se presenta en México una sola vez al año.

En confidentiam estamos convencidos que es un día de reflexión. Para muchos es un día de felicidad, felicidad por la superación del dolor y el sufrimiento engendrado por la  pérdida. Ahora, es recordar con una sonrisa nostálgica que emerge  de  la remembranza. Si todavía no se logra, no importa, el próximo año será.

informes@confidentiam.com.mx

(5)

  • Anónimo 23 octubre, 2013 - 14:40

    muy buena informacion……

  • Confidentiam 23 octubre, 2013 - 14:43

    Gracias
    Para cerrar las fechas mañana sacáremos
    Halloween: los orígenes

  • Alexs 24 octubre, 2013 - 5:48

    Muy buna reseña, nurstras tradiciones son únicas, que se sigan conservando para que perduren para las siguientes generaciones..!
    Saludos

  • Confidentiam 24 octubre, 2013 - 13:31

    Gracias a todos ustedes, nos esforzamos para preparar temas de interés e impacto
    Saludos

.